"Ustedes saben que nunca nos enorgullecimos de poseer un saber o un poder hacer completos y concluidos; hoy como siempre, estamos dispuestos a admitir las imperfecciones de nuestro conocimiento, a aprender cosas nuevas y a modificar nuestros procedimientos toda vez que pueda sustituirselos por algo mejor...se nos planteará la tares de adecuar nuestra técnica a las nuevas condiciones...pero cualquiera sea la forma futura de esta psicoterapia para el pueblo, y no importa que elementos la constituyan finalmente, no cabe ninguna duda de que sus ingredientes más importantes y eficaces seguirán siendo los que ella tome del psicoanálisis riguroso, ajeno a todo partidismo." Sigmund Freud, Nuevos caminos de la terapia psicoanalítica.